El desafío de un datacenter ecológico

¿Existen los Datacenter ecológicos?

Un Datacenter verde es el desafío de muchas empresas en la actualidad. Averigua qué aspectos intervienen en la obtención de un centro de datos realmente ecológico.

Es sabido que los Datacenter consumen una gran cantidad de energía eléctrica, por lo que hablar de data center “ecológico”, es un poco contradictorio. De cualquier forma, estos centros de datos siempre son construidos con la idea de optimizar lo que más se pueda el consumo energético, esto no solamente para ser amigable y cuidadoso con el medio ambiente, sino que también para ahorrar costos en la factura de la luz a fin de mes.

¿Pero cómo podemos medir la eficiencia energética de un Datacenter? Hay una medida llamada PUE (Power Usage Effectiveness) para estos efectos. El PUE sirve para comparar el total de energía que llega al equipamiento de TI, permitiendo conocer la cantidad perdida en otros equipos, como los sistemas de refrigeración.

La importancia del PUE en un Datacenter

Como ya señalamos, mientras menor sea el PUE, significará que mejor se está aprovechando la electricidad, traduciéndose en menores costos para las empresas y reduciendo la huella de carbono.

El objetivo de todo centro de datos es tener un PUE de 1, algo que es muy difícil de conseguir. Esto, porque toda la electricidad consumida debería ser usada para alimentar equipos informáticos y que no se desperdicie electricidad en climatización. Además, para que un Datacenter pueda calificarse como verde o ecológico se requiere que tenga una eficiencia energética cercana a PUE  1, con fuentes renovables de suministro eléctrico.

¿Si tengo un PUE cercano al 1, quiere decir que mi Datacenter es ecológicamente sustentable? La respuesta es NO. Si bien, es óptimo que el PUE sea bajo, también entran en juego otras variables, como los materiales con utilizados en  el centro de datos o la frecuencia con la cual se renuevan los equipos que generan basura electrónica y que terminan contaminando si no se toman medidas al respecto.

¿Cómo puedo tener un Datacenter verde?

No es para nada sencillo implementar un centro de datos que pueda catalogarse de ecológico. De hecho, en la actualidad los que poseen mayor eficiencia energética son los operadores por las grandes empresas de tecnología como Google o Facebook, porque están diseñados con conocimiento de los equipos informáticos que albergarán y claro, porque estas compañías tienen una capacidad más grande de inversión e innovación.Cómo tener un datacenter verde

Si quieres acercarte a este objetivo, entonces revisa las siguientes recomendaciones:

  • Primero, debes analizar la eficiencia eléctrica interna de los componentes que se compran.
  • Hay que aprovechar al máximo todos los recursos. La virtualización es mucha utilidad para poder conseguir la meta de un Datacenter ecológico.
  • Ocupar distribución de corriente continua en todos los casos que sea posible.
  • Utilizar tubos LED’s en vez de fluorescente, ya que consumen menos energía, generan menos calor y brindan una buena iluminación de todas formas.
  • Por último, situar los equipos que emitan más calor, cerca de los enfriadores. 

Casos de centro de datos ecológicos

Islandia se alza como uno de los países más perfectos para instalar un Datacenter ecológico, ya que puede cumplir con los requisitos necesarios, como el clima, puesto que es mayormente frío; y la fuente de energía, que es geotermal. Un clima frío es idóneo para un centro de datos de estas características, ya que esto hace que no sea necesario un sistema de refrigeración.

En este país se encuentra uno de los Datacenter más verde que existe en la actualidad. En tanto, Canadá y su clima, también es un buen lugar para lograr el objetivo de un centro de datos realmente verde.

¿Y qué pasa con Chile? Hace unas semanas se construyó un Datacenter ecológico en pleno centro de Santiago, el primero de la zona. Entre las cualidades que destacan a esta infraestructura está el resguardo por el medio ambiente, una mínima construcción de energía y técnicas de enfriamiento vanguardistas. Además, está preparado para resistir desastres y se levanta como uno de los pocos en América del Sur, que está soportado en altura.