Temperatura de los Servidores

¿Cuál es la temperatura adecuada para los servidores?

Mantener el funcionamiento del Datacenter a pesar de las altas temperaturas, parece una tarea difícil. Sin embargo aquí aprenderás cómo hacerlo.

Si hay algo que ha caracterizado a este verano en particular, son las altas temperaturas, las que incluso han alcanzado registros históricos. Por lo mismo es que uno de los rubros que más se pueden ver perjudicados, son los ligados a los servicios de hosting y Datacenter.

Y es que mantener los servidores trabajando en un ciento por ciento es la principal preocupación que tienen las empresas que ofrecen web hosting. Estos deben estar en un ambiente fresco, para no sobrecalentarse, algo que a simple vista parece difícil por estos días.

Si bien, las altas temperaturas no es el único factor en juego a la hora de supervisar un correcto funcionamiento de los servidores, ya que también elementos de prevención son importantes a la hora de evitar incidentes que puedan dejarnos pérdidas importantes.

Por lo mismo es que existen algunas medidas que debes tomar y algunos datos por conocer, que te ayudarán a mantener la sala de servidores con la temperatura idónea y así evitar cualquier eventualidad, que ponga en riesgo el funcionamiento del servicio. Toma nota.

¿Hay una temperatura ideal para los servidores?Calor en la Sala de Servidores

Existe un rango ideal de temperatura para los servidores que fluctúa entre los 18 y los 23 grados, evitando también realizar  cambios o variaciones muy bruscos en el ambiente, ya que podría interferir con la ejecución de los procesos y dañar los componentes tanto del software como del hardware.

También es bueno conocer algunos datos ligados a la temperatura, que no puedes descuidar:

  • Si bien el hardware puede operar bajo temperaturas que vayan entre 10 y 38 grados, no es para nada recomendable exigir al máximo el equipamiento, ya que esto se traduce en menor vida útil.
  • También es posible que el hardware pueda trabajar a temperaturas menores a 18 grados, de hecho sería ideal, pero esto requerirá de una mayor inversión, lo que muchas veces podría resultar costoso.
  • Asimismo, el equipamiento podrá funcionar a temperaturas mayores a las señaladas anteriormente, pero si se combinan a otros factores, podrían terminar en un sobrecalentamiento de los equipos.
  • La refrigeración es uno de los elementos más importantes a la hora de tener un Datacenter, sin embargo, éste no servirá de nada si el aire del lugar está caliente, por Lo que debes estar atento a que exista una buena circulación de aire o extractores que permitan un constante renovación.
  • Si tienes la posibilidad, una buena idea es aislar este espacio, para que no se vea perjudicado por factores como la disminución o el aumento del aire acondicionado o calefacción o que, por ejemplo, se vea alterado por la cantidad de personas que haya en dicho lugar, aumentando el calor ambiente.

La humedad: otro factor a considerar

Es normal que la preocupación número uno sea la temperatura, no obstante, existe otro elemento que es bueno no descuidar, como es la humedad. La humedad es el reflejo del contenido de condensación en el aire. Si existe mucha humedad, podrían generar cortocircuitos o por otro lado, también puede provocar condensación en el aire acondicionado, produciendo una refrigeración latente, es decir desperdicio de frío y de dinero.

Ahora, si la humedad es demasiado baja, los Datacenter puedes sufrir descargas electrostática, algo parecido a recibir un shock, luego de arrastrar los calcetines en la alfombra. Un evento de esta naturaleza, podría paralizar los equipos electrónicos, llegando incluso a dañarlos.

Es bueno que pongas ojo en estos elementos, datos y consejos para que no experimentes ningún inconveniente con tus servidores, puedas brindar el mejor servicio y que el calor no afecte a tus equipos.